Bye bye Pañal

Yo pertenezco a ese 1% de personas que no se estresan mucho por nada (ni por los comentarios inoportunos) pero si me hubiesen dado 1 dólar por cada vez que alguien me decía “¿y cuando le quitas el pañal? Ya esta grandecita” ¡SERIA MULTIMILLONARIA!  #estariaenelcaribe Bueno aparentemente hay una ley que dice que en verano debes dejar el pañal (tengas la edad que tengas) y si tu hijo pasó los 2 años y aún usa pañal eres una madre ABOMINABLE. #quetequemenenlahoguerapormalamamá

La #babyMia dejó el pañal hace 2 meses con 2 años y 4 meses de edad. Si, yo soy una de esas madres abominables que dejó que el tiempo pase y no le quité el pañal en verano. #Póngaleceroprofesor  Para algunos lo dejó “tarde” pero yo prefiero decir que lo dejó “a su tiempo”. 

Yo empecé a notar varia “señales” de que Mia estaba lista meses antes de que ella tomara el paso final pero también notaba otras que me indicaban que aún no era el momento. En nuestro caso Mia le tenia terror al wáter, el simple hecho de que yo le pregunte si queria ir al baño la hacia llorar (y eso que compramos varias opciones simpáticas, con música, sin música, rosada, con escarcha pero nada) Obligarla nunca fue una opción entonces ¿Qué hice? ¡No hice nada! ignoré el tema por completo, seguí poniéndole su pañal, hablé con ella, le expliqué que el día que ella estuviese lista lo dejaría y sepulté el tema. No tenia mucho que hacer, no era su tiempo y no iba a perder tiempo en insistir. Conocia a mi causa y sabia que la insistencia solo iba a lograr que la señorita contreras (salió a su madre) se aferrara aún más al pañal y terminase usándolo hasta el quinceañero. #ChicaPampers2029

Un par de meses más tarde, Mia tomó la iniciativa y nos dijo que el momento habia llegado. Fue así como caminó segura y decidida hasta el baño, subió al wáter e hizo pila por primera vez. #sacaelkleenexweona #quefeeling Desde ese día nunca más usó pañal y la verdad es que yo creo que parte del “exito” de nuestro proceso fue el haber respetado sus tiempos. Como siempre digo, yo NO le quité el pañal a Mia, ella lo dejó. 

Hay muchos mitos, creencia, cuentos de la abuelita y recetas para que tu hijo “deje el pañal”. Les juro por el amor que le tengo a la pizza de peperoni con extra queso que he escuchado cosas bien exóticas pero en las siguientes líneas les daré los tips e indicadores que yo considero importantes. Ojo que yo no soy especialista, ni soy la “GURU” de los pañales, soy una simple madre que cuenta su experiencia. 

Señales de que tu baby ya esta listo:

Sigue indicaciones

Esto es básico porque así opten por la forma “respetuosa” que yo usé con la #babyMia algo de instrucciones siempre hay. Si tu hijo no logra seguir indicaciones como “siéntate un ratito” o “no te pares” no tengo ni que contarte que lindo va a quedar tu baño.  #pichieverywhere 

Te avisa

Llega un momento en el que los chicos empiezan a “avisarte” ya sea con palabras o gestos lo que están haciendo cuando lo están haciendo. Si son súper afortunadas como yo, llegará el día en el que en pleno centro comercial tu hija grite a volumen MIL “mamáaaaa cacaaaaaaa” ❤❤❤Esos momentos son los que una atesora para siempre. #TragametierrayescúpemeenCancún

 Entiende que cosa es el wáter

Sabe perfectamente que los adultos van al baño y se sientan en el wáter. De hecho se pasó años de su vidas siendo tu porrista personal en el baño ¡la tienen que tener clara! 

 Le molesta el pañal

Cuando me refiero a que le molesta es que realmente tener el pañal puesto es una tortura para ambos. El niño se lo arranca, ya no lo quiere usar por nada del mundo. Para cambiarlo mas o menos hay que llamar al padrecito del exorcista para que te ayude. Simplemente detesta tener el pañal.  

 No tiene miedo

Esta señal me parece que es la más importante. Muchos niños tienen “miedo” a sentarse y muchas mamás creen que obligar es lo mejor. Bueno, definitivamente no lo es, obligar a un niño a sentarse en algo que le da miedo da el siguiente mensaje “me vale madres si te da miedo, te sientas y punto” ¿Dónde queda la seguridad que debemos darle al niño? A parte al obligar corres el riesgo de que el ir al baño se convierta en algo terrorífico lo cual podría traer complicaciones a futuro. ¿Qué hago si mi hijo tiene miedo a sentarse? Háblale, no obligues, invítalo a ver como tu lo haces y dile que cuando este listo el también podrá hacerlo. Mia paso por el “miedo al wáter” hasta que un día ella solita se sentó, es un miedo que no dura para siempre.

Se mantiene “seco” más tiempo

Ya no tienes que cambiar el pañal seguido porque cada vez hay periodos más largos en los que va al baño. Puntos extra si tiene rutina para hacer el #2 en un mismo horario.

 

 Tips y recomendaciones :

  • Respeta sus tiempos y sobre todo respeta sus miedos. No hay nada peor que un niño que le tiene miedo a ir al baño. Para nosotros los adultos parece algo sencillo pero para ellos es un paso grande que va mucho más allá de un tema físico.
  • Una vez que empezaste no hay vuelta atrás, si ya dejó el pañal, ya lo dejó. Ojo esto siempre y cuando el camino sea positivo, me refiero a que da vaaarias señales de que esta listo y tiene la madures suficiente como para lograrlo. Si decidiste “sacarle” el pañal aún siendo muy pequeño y notas que es un desastre (porque obviamente no estaba listo y no leiste este post) ¡Amiga! ¡retrocede! Es humano equivocarse pero lo que no es humano es vivir lavando mil mudas de ropa al día.
  • El wáter esta en el baño, no en la sala, no en su cuarto ¡en el baño! Es básico que entiendan el concepto completo, uno hace lo que debe hacer en el baño. 
  • Cuando dije que no hay vuelta atrás esto también aplica para las salidas a la calle, puedes conseguir un bacín portátil para cargar en el carro o si te gusta la aventura caragar una bolsa (digo aventura porque lo intenté y fue un desastre total) 
  • Tápate los oídos si te dicen que tu hijo ya esta “grande” pero tu aún consideras que no esta listo. Es un gran defecto de muchos dar su opinión cuando uno no la pide, solo tu sabes que es lo ideal para ti pequeño. “La única diferencia entre la pizza y tu opinión es que la pizza si la pedí”
  • Las primeras semanas seria ideal pasar la mayor cantidad de tiempo en casa para poder tener el baño a la mano. A parte, como diría mi querida Dorothy “there’s no place like home” (no hay lugar como el hogar) 
  • Las primeras semanas también es básico que tu lideres la situación. Con liderar me refiero a preguntar cada cierto tiempo si ya quieren ir. Poco a poco ellos irán agarrándole el truco a la situación.
  • Mantén la calma, no te hagas paltas. Si tu bebé te ve estresada con el tema probablemente tome más de lo normal. Tu estate #fresh como una lechuga orgánica de esas súper fichas que venden en las ferias.
  • No castigar. No hay nada peor que volver el tema del baño una tortura para los chicos, los accidentes pasa y como todo proceso puede no ser perfecto. #AlachancladileNO
  •  El “dejar el pañal” es un paso súper importante para los pequeños pero no deja de ser algo normal y cotidiano. No hay porque hacer una fiesta cada vez que hace pila pero incentivarlos a querer seguir el proceso si ayuda. Por ejemplo yo llevé a Mia a comprar calzones de sus personajes favoritos y estuvo feliz.
  • Yo personalmente prefiero las tapas que se adhieren a la taza del wáter convencional. ¿Por qué? Pues porque jalo la cadena y listo, no hay que limpiar nada pero hay un mundo de opciones para elegir (hasta cantan algunos, no es broma) 

La dejada del pañal no siempre es cosa fácil pero con determinación, apoyo y buen humor ¡todo se puede!

 

adios pañal

 

 

 

 

 

Adios Britney ¡Hola tía Yola! 

Yo era de las personas que decían que los hijos se adaptan a uno no uno a los hijos. Me encantaba dármelas de chibola chevere cuando estaba embarazada y les contaba a todos como la #babyMia crecería escuchando MI música porque #abviiiaaa ni loca yo, chibola cool de 21 años, iba a dejar de lado #Ondaceroteactiva por escuchar como Coco el cocodrilo se pasea por el río. (Acéptalo, leíste cantando) Naturalmente yo estaba recontra equivocada pero eso no lo supe hasta que nació la pequeña y batallé contra viento y marea para no caer en las garras de la tía Yola y la gallina pintadita. #Failmáximo #Cepillínforeverweonaaaa 

Cuando la #babyMia nació me acuerdo que lo único que escuchábamos y lo único que yo le cantaba eran canciones de mis musicales favoritos de Broadway (porque escuchar “CANDY” con un recién nacido no era tán bacán). Hasta ahí todos felices, yo cumplía mi sueño frustrado de ser artista y ella me escuchaba súper atenta. No se si porque algo de talento tengo o porque tenia apenas meses y no podía gritar “¡callen a mi viejaaaaa!” igual, sea como sea, ambas éramos felices. Si claro, yo le bajé la intensidad al “regguetoni pa la honey” pero por lo menos escuchaba algo que igual era “mi onda”.  No recuerdo cuando exactamente fue que la tía Yola invadió la casa y vino acompañada de la miss Rosy, la gallina pintadita y toda la farándula de la granja. Mi casa pasó de ser un teatro de Broadway a ser una fiesta infantil con HD y perdí total control y protagonismo para siempre. (No es broma, ya ni cantar me dejan)   y con todo este cambio musical ¡yo también cambie!

1. Me he convertido en experta en cuanto a repertorio infantil ¡Me las se todas! Desde las antiguas de mi tía yola “cepillín”, “eco” y “el telefonito” hasta las modernidades de “la bomba chita” o “el pollito amarillito” tu menciona la canción ¡la #babySandra se la sabe! 

2. Mis habilidades coreográficas también han mejorado porque toda canción infantil viene acompañada de una coreografía ¿o no? Si yo les digo “mi pollito amarilliiiiito en la palma de mi mano” automáticamente se dan palmaditas en la mano ¿no? ¡Felicidades! Hemos llegado al nivel #animadoradefiestainfantilcasera (no todos tienen la capacidad de recordar tantas coreografías, siéntete orgullosa) 

3. Mi cuenta de youtube dejó de estar invadida por video clips de Justin Bieber y Britney Spears ahora mis “top 10” son los grandes éxitos de la Gallina Pintadita, Junior Express y Lulú (la que menea la patita, menea la colita) 

4. Aún sin Mia en el carro podemos seguir escuchando las canciones infantiles. Ya son parte de nosotros, como dirían mis amigos los gringos “its out JAM” probablemente no nos demos cuenta que estamos rockeando al son del pato Renato hasta que notemos como carros vecinos nos miran extraño. #Acéptaloatitambiéntepasó 

5. Tengo más CDs infantiles que CDs mios y la verdad es que ¡nunca son suficientes! Siempre hay una excusa para comprar uno nuevo. 

Muchas cosas en la vida cambian cuando eres mamá. La música fue una de ellas a pesar de que yo decía que no seria así pero ¡hey! No todo es taaaan malo descubrí muchas canciones que me encantan gracias a la #babyMia como “libre soy” (mi canción favorita hoy en día)  ¿A ustedes también les pasó lo mismo?  

¿Qué tipo de mamá eres? 

Todas somos diferentes y creo que eso es lo que nos hace únicas. El otro día conversaba con mis amigas de “las mamás”. Nos matamos de risa un buen rato hablando de “que tipo de mamá” éramos y cual definitivamente no seriamos jamás.  Me pareció tan gracioso que amerita ponerlo por escrito o sea que aquí va ¿qué tipo de mamá eres? 

La mamá hipocondriaca: ¿está bien?, ¿tendrá hambre?, ¿respira?, creo que ha dormido demasiado ¿es normal?  y un sin fin de preguntas que la escucharas decir a diario. Ella lleva incorporado un Wikipedia de síntomas y  un diccionario de enfermedades. Diagnostica a cualquiera con tan solo escuchar un estornudo y su mejor amigo es su botiquín. Visita con frecuencia la emergencia “por si acaso” y para asegurarse de tener el punto de vista de un especialista. Tiene a su pediatra entre sus #top10 de whatsapp y posiblemente le habla más que a su marido. #beenthere

La mamá relajada: Ella solo fluye.  No dramatiza mucho ni se altera, por lo menos no tan seguido. Es despreocupada y tiene recontra claro que los niños son niños. No se indigna ante la suciedad o si su hijo se comió la goma #FRESH ¡Ojo! No significa que no sea responsable, lo es cuando tiene que serlo pero si la situación no amerita ella simplemente #relajaelchoro y fluye.

La mamá competidora: ¡Todas conocemos una! Ella todo lo ve competencia. Sus hijos hablaron primero, caminaron primero, comen todas sus verduras y hablan 25 idiomas. #Einsteinestasennada Le encanta compartir sus logros con los demás y es la mamá más orgullosa del mundo. La hincha #1 de cada uno de sus bebés. Puede llegar a ser un poco intensa pero igual la queremos, anima mucho nuestras conversaciones (o discusiones).

La mamá perfecta:  NO EXISTE. Es una criatura mitológica que solo podemos ver en películas o libros. No hay evidencia alguna de que exista o haya existido.

La mamá ejecutiva: Ella sale a trabajar pero no crean que esto la hace menos mamá que el resto ¡al contrario! La mamá ejecutiva monitorea el cuidado de sus hijos, se ocupa de que cumplan con sus actividades y trabaja ¡todo al mismo tiempo! #misrespetos Se despierta en la mañana para poder tener algunos minutos con los chicos y quizás no siempre llegue para el beso de buenas noches pero esta mamá trabaja por y para sus hijos. Ya el fin de semana aprovecha y se los apachurra el doble. 

La mamá chapada a la antigua: La que abraza su fiel chancleta ¡ y no se hagan las que no saben de que estoy hablando! A la primera malcriadez ¡ZAZ! manda la chancleta voladora. Ni James Bond tiene su punteria. Esta mamá está pendiente de que la casa este linda, la comida esté lista, la ropa bien planchadita y que todo marche derechito.  Su frase favorita y explicación para todo es “porque soy tu madre y punto” con ella no entres en vainas porque ya sabes, te manda la chancleta.

La YOUNG-MOM: Ella tienen 25 años o menos pero no solo la edad la hace ser #youngmom es la actitud. Es recontra activa, fresca como lechuga y no se hace muchas paltas. No hace mucho fue niña entonces todavía está en la onda y probablemente aún le gusten los dibujos (aunque no lo admitan con facilidad) Suele ser un poco intensa en sus redes sociales (pura foto de sus hijos) y se lleva el premio a la #mamárazzi del año. 

La mamá de 2 (o más): Su vida es un dulce caos. Esta acostumbrada a vivir entre risas y peleas a diario.  Tiene el doble de trabajo, el doble de estrés y seguramente el doble de cansancio pero lo compensa con el doble de abrazos y el doble de besos #lojusto Esta mamá tiene un corazón enorme, muere por todos sus bebes por igual y no cambiaria nada. Ella ama ser mamá de 2 (o más).

La mamá fashion: ¡Esa maldita! La regia que 3 semanas después de dar a luz ya era casi un ángel de Victoria Secret. Ella encontró la formula mágica para atender a sus hijos y verse genial ¡todo el tiempo! A parte no solo ella es fabulosa sus hijos tienen un closet que parece sacado de Vogue y los viste increíble.  El pelo siempre perfecto, las uñas pintadas, maquillada y a la moda. Provoca matarla, pero aceptémoslo, es la envidia que nos corroe.  #puntosparatimamáfashion

La mamá candy: All you need is love. Colecho lover, lactancia lover, porteo lover, ella simplemente es LOVER a morir. Los ositos cariñositos son chancay de a veinte a su lado. Nunca la veras molesta o gritando ella prefiere conversar en voz baja, tranquila y repitiendo la palabra “amor” 25 veces en una oración. 

La SUPER mamá: Ella lo puede todo. La casa, los chicos, las tareas, la comida, las actividades, es #multitasking a morir. A veces en su afán de ser súper heroína es un poco sobre protectora y siempre quiere tener el control de la situación.  ¡Tranquila súper mamá! #wegotyourback

La mamá deportista: Casi  que fue trotando a dar a luz. Ni el conejito de Duracel le gana. Vive en buso y busca cualquier espacio libre para hacer deporte.  Tiene todos los artefactos necesarios para adaptar a sus bebes a su vida deportiva, coche, mats ¡todo! Probablemente sus hijos serán deportistas (obvio si mas o menos corrieron desde la panza) y trata de practicar deporte en familia. Todas la envidiamos un poquito porque nos encantaría tener aunque sea una pisca de ese amor por el deporte. #Yougogirl #contagiamepues

La mamá viajera: ¿Alguien dijo aventura? La mamá viajera la tuvo clara desde el comienzo, probáblemente pasó su embarazo viendo Dora la exploradora y sus niños nacieron gritando SOY EL MAPA. Tiene los mejores tips y cuando escuchas sus historias te queda boquiabierta. Si piensas que volar con tus hijos por un par de horas es una locura espera que ella te cuente sobre aquel viaje familiar de 20 horas en auto. #Nolahagoweona Sabe cuales son los mejores destinos para ir en familia y es mil veces más útil conversar con ella que con una agencia de viajes #selassabetodas

La mamá bloguera: Ella es la más linda, buena, noble y graciosa del mundo #meestoytirandoflores  Se preocupa por compartir sus experiencias con la finalidad de ayudar o acompañar a quien la este leyendo del otro lado de la pantalla. Ya sea informando, contando experiencias o buscando sacar una sonrisa parte de ella siempre piensa en los demás. ¡Es un amor! #Weloveyoumamábloguera

Sí, hay muchos tipos de mamás. Quizás no solo eres un tipo de mamá eres muchos que al ser combinados hacen de ti una #fantasticmom. #mecreoconmiinglich No todas somos iguales pero todas estamos haciendo un excelente trabajo a nuestra forma. Si nadie te lo ha dicho ¡eres una mamá increíble! #mepongofeelingweona

No tengo niñera y tampoco quiero tener una

El día de hoy es como un #MUSTHAVE tener a la nana ideal. Es algo así como si tienes un hijo debe tener cuna, pañales, leche, ropa y nana. De hecho, no se rían, cuando recién salí embarazada uno de los primeros comentarios que recibí fue “y ya estarás buscando la nana ¿no?”. No me mal interpreten que lo que menos quiero hacer es juzgar, como dirían en gringolandia ¡It’s a free country! (es un país libre) por ende si tu, amiga del otro lado de la pantalla optaste por tener 1, 2 o 25 nanas  ¡eso esta genial! pero en los siguientes párrafos les contaré como así una chibola de apenas 21 añitos decidió que no quería tener una nana (y aún sigo firme en mi decisión)  

Cuando supe que la #babyMia estaba #ontheway (si, lo sé, soy una alienada que habla en spanglish A MUCHA HONRA) uno de los primeros temas que tocamos fue el de la nana. De hecho fue algo más global como ¿Y ahora qué? pero dentro de eso venia todo el tema de como iba a funcionar la mecánica cuando dejáramos de ser 2 y nos convirtiéramos en 2 y medio (acéptenlo recién nacidos son tan enanos que no cuentan como 1 completo) Ambos llegamos al acuerdo que Mia no tendría niñera a no ser que se presente una situación que lo amerite, en el buen castellano, que ambos tengamos que trabajar y pues la vecina no se la va a quedar ¿o si? 
(vecina si estas leyendo esto veo que te despiertas a las 5am ¡hazte una! o apaga la licuadora que me despiertas) 

El comentarios sorprendió y aún sorprende a varios porque me imagino que lo primero que pensó el pueblo peruano cuando yo a mis 21 primaveras salí embarazada fue “seguro se lo dará a la niñera” ¡Pero no pueblo de poca fe! acá vamos, casi 3 años de maternidad/paternidad sin nana y estamos vivos. Muertos de sueño, algo golpeados, con algunas canitas extras pero vivos. La cosa es la siguiente y fue la base de mi decisión ¿no se trata de eso la maternidad? 
Yo decidí no tener nana porque quería vivir minuto a minuto la vida de mi hija y aprovechar lo muy afortunada que soy de poder hacerlo. Quería tener la mala noche (aunque te fuiste en floro Mia no era para tanto) quería hacerle la lonchera, quería los cambios de pañal, quería jugar a las Barbies, quería quejarme de lo muy cansada que estoy pero sobre todo quería que fuéramos ella y nosotros. No, ella, nosotros y la nana. Quería que el vínculo más fuerte sea solo para nosotros y no quería compartirla con nadie. #Mepongofeelingweona #IntensidadnivelNovelaMexicana
Yo se que ahorita deben estar pensando ¡QUE INTENSA LA CHIBOLA! pero no, nada de intensa, soy realista. Estoy 100% segura que si yo hubiese accedido a tener una niñera (aún no necesitándola de verdad) hubiese sucumbido a lo fácil. Quizás me hubiese acostumbrado a decirle “juega con la nana” para yo dormir una siesta o quizás seria la nana la que acompañaría a Mia a los cumpleaños. Quizás la nana tendría la misma cantidad de fotos de Mia que yo en su celular y estoy segurísima que más de una vez la nana se hubiese ocupado de cosas rutinarias como darle de comer, hacer la lonchera o cambiarle el pañal. Es natural, es como tener un Snicker en la mesa de noche y no comerlo. Si tienes la ayuda contigo la usas y el ser humano tiende a acostumbrase a “lo fácil”. 
Yo preferí y aún prefiero (aunque me queje de vez en cuando) tener todos estos momentos con Mia. Preferí llevarme el “paquete completo” de maternidad y de hecho creo que todas esas experiencias chiquititas del día a día, que probablemente en 20 años no recuerde han hecho que Mia sea la niña que es ahora. Una niña independiente, segura, algo engreída debo aceptar pero sobre todo muy feliz. 
Mi segundo motivo para no tener niñera fue que yo no quería y no quiero ver a mi hija sufrir por alguien. Por lo menos no hasta que tenga 15 y el enamoradito le termine o algo así.  Aunque ese enamoradito va a tener que pensarlo 2 veces antes de romperle el corazón a Mia porque Ale dice que la “artillería pesada” ya esta en camino. Pensando en el hipotético caso de que yo hubiese accedido a tener una niñera y a compartir el cariño de mi baby Mia con ella, le hubiese dado la opción de romperle el corazón a mi pequeña de tan solo 2 añitos. ¿Como es eso Sandra? Simple, los niños se encariñan y acá Mia es como el osito cariñosito del corazón en la panza.  Si la niñera hubiese formado parte de nuestro hermoso vínculo de 3 y por motivos de la vida (porque por más que sean como familia no lo son) hubiese tenido que irse para una bebé/niña el proceso no es tan fácil como para un adulto. El hecho de que alguien de la “familia” se vaya afecta y bastante. No quería que Mia pase por algo así y que siendo tan chiquita no logre entenderlo. 
Mi último motivo fue que me cuesta aún creer que podría confiarle a alguien que no conozco a mi hija. Si, lo sé, mi comentario es de la era de Cristobal Colón pero sigo firme a el. Es algo que no entiendo y nunca voy a entender. No dudo que hayan muchas chicas buenísimas, con la paciencia del mundo y bendecidas con un amor de madre interminable pero yo lo veo así: Si yo que soy su madre a veces la quiero matar  ¿por qué alguien que no tiene nada que ver con ella no querría lo mismo?  (Acéptalo, todos los queremos matar de vez en cuando) A parte el hecho de que sea chiquita y no pueda comunicarme bien que esta pasado (en caso algo malo este pasando) me aterra más que cualquier película de Stanley Kubrick.

Tener o no una nana no te hace más o menos mamá que los demás. De hecho es una decisión personal y nadie puede decirte que es lo mejor para ti. Lo único que si puedo decir es que muchas veces son los demás los que nos atormentan de ideas y nos hacen creer que necesitamos cosas que la verdad no necesitamos (Como la señorita de Quality Products que me hizo creer que necesitaba una maquina para trenzas que jamás usé) La maternity no es fácil pero tampoco es tan terrible como te la pintan a veces (amiga, las mujeres somos exageradas de nacimiento no todo lo que escuches es verdad) ¡Yo no tengo nana y vivo para contarlo!

Pd. Un agradecimiento especial para mis wachimanes por excelencia Ale #papádeMia, la tía madrina Babi (mi hermana) y la Cocó Analía (mi mamá)

¿Puede un niño tomar bebidas deportivas?

Antes pensaba que darle a la #babyMia una bebida deportiva esas super colorinches que hay en todas las tiendas era “mejor” que darle un juguito de caja o algo así. De hecho algún vez mencioné por acá que cuando Mia estuvo deshidratada usé una de estas famosas bebidas para “reponer su hidratación”. Gracias a mis amigos de Progress Gold ya no lo haré más (lo juro solemnemente) 

Los niños de hoy son recontra activos, se llevan el mundo por delante. De hecho el #huracánMia es una de esas niñas que si la pusiera a correr en línea recta llegaría a Cañete en 1 solo día pero ¿su actividad física justifica el tomar una de estas bebidas rehidratantes? Pues la respuesta correcta es ¡CLARO QUE NO! Estos brebajes coloridos que a todos nos gustan (no mientas que a ti también te gustan) no tienen ningún beneficio en lo absoluto para tu niño y por el contrario tiene muchísimos “contras”. Si le damos la vuelta y leemos los ingredientes que tienen podemos encontrar una cantidad de azúcar, carbohidratos, sodio , cafeína y calorías brutal. Que de hecho si un adulto hace actividad física intensa no es perjudicial pero para un cuerpito chiquito que claramente no hace la actividad necesaria para recibir esta bomba si lo es.  Dentro de los “contras” de que nuestros minis consuman este tipo de bebidas podemos encontrar:

-Obesidad

-Trastorno del sueño

-Ansiedad 

-Problemas dentales

-En caso de tener diarrea el consumo de estas bebidas podría empeorar la situación en vez de aliviarla

 Los niños sobre todo los más chiquitos no necesitan hidratación “extra” de estas bebidas. El consumo de agua es suficiente para mantenerlo bien hidratados. El calcio, electrolitos y vitaminas deben ser obtenidos únicamente de su alimentación y no de estas bebidas. 

Como mamás primerizas hay un mundo de cosas que no sabemos o cosas que creemos que sabemos pero en realidad llega un nutricionista y te jala las orejas (como a mi me las jalaron hoy) ¡Es humano equivocarse! pero bueno de eso se trata la vida, de aprender y yo ya aprendí ❤  #lojurodoctorcito #nomejale #pongaleceroprofesor

Mamá a los 21 

Lo mejor que me ha pasado en la vida es convertirme en la mamá de Mia así haya sido “muy joven” cuando llegó. Soy fiel creyente de que no existe una edad correcta para ser mamá, si decidiste que venga antes, después o no lo decidiste pero llegó, está bien. Ser mayor te da más años de experiencia, eso no lo puedo negar pero una mamá primeriza es inexperta a los 20, a los 30 y a los 40 también. Sin importar la edad vas a aprender a ser madre desde el día cero que nace tu hij
Más de una vez he visto caras de espanto cuando digo que Mia es mi hija no mi hermanita o recibo comentarios como “pero si eres una bebé, me muero”. Al comienzo debo confesar que me molestaba demasiado, hasta un par de veces mentí y me aumenté la edad para evitarme los comentarios (que podría hacer una lista interminable de estos) pero luego me di cuenta que no por ser menor soy menos mamá que otra. ¡Soy igual! Yo también soy responsable, cuido a mi hija, busco lo mejor para ella y la adoro con locura. El problema no era mío, si no del resto que sentía “lástima”  de que yo no esté “disfrutando de mi edad”. Me costó unos cuantos meses poder ignorar este tipo de comentarios o miraditas pero cuando lo hice comencé a adorar ser una #youngmom y al que no le gusta que se voltee ¿no? Ser mamá joven es increíble y si no me creen les contaré por qué.

  • Soy casi un redbull con piernas. A mis 23 años y con una hija en plenos terribles dos puedo dar fe de que mi nivel de energía es ideal. Puedo correr, saltar, jugar, nadar y moverme de un lado a otro (considerando mis pocas horas de sueño) sin ningún problema, es más ¡me encanta!
  • No hace mucho que yo fui una niña también entonces jugar no es un sufrimiento. ¿Princesas de Disney? Puedo dar cátedra. Peinar a las Barbies nunca me va a parecer aburrido y la verdad no me molesta para nada ver dibujos animados. 
  • Mis planes no se han malogrado como muchos piensan porque ni siquiera tenia un plan definido. Ahora siento que tengo las cosas mucho más claras que antes y ya se que es lo que quiero hacer #graciasMia
  •   A los 30 cuando todas mis amigas estén correteando a sus hijos y pasando malas noches yo estaré en un spa, regia #Diositotomanota o por lo menos durmiendo de corrido y sin ojeras. 
  •  Yo soy joven por ende los abuelos de Mia también lo son ¿Qué quiere decir eso? ¡Abuelos activos listos para jugar y cuidar a su nieta de vez en cuando!
  • El tiempo vale oro y yo tengo un montón de tiempo por delante eso significa que disfrutaré a mi hija, a mis nietos y hasta a mis bisnietos.
  • Mia y yo somos amigas. Eso no significa que la deje hacer lo que quiere, para nada. Le digo que está bien y que no pero al final del día nos divertimos juntas. Es mi compañera para toda la vida. 
  • Cuando me toque lidiar con una adolescente insoportable voy a tener alrededor de 40 años. Los 40 son los nuevos 20 o sea que seguiré siendo joven y con energía. Eso sí espero que lo de la paciencia venga con los años.
  • Cuando eres joven te adaptas rápido a los cambios y ¿que mayor cambio que convertirte en mamá?. A la semana de haberme convertido en #lamamádeMia ya estaba acostumbradísima a despertarme al alba y a toda la rutina del día, como si lo hubiese hecho toda la vida.
  • No tengo miedo a equivocarme, porque estoy aprendiendo. #Hakunamatata

Por estas y muchas otras razones es que estoy feliz de ser una mamá joven ¡No lo cambiaría por nada! No es fácil pero ¿de cuando acá la maternidad lo es? Es un reto para todas, tengas la edad que tengas. Estoy segura que mi hija vino con propósitos lindos y en el momento ideal. Dicen que los bebés escogen a sus mamás y Mia sabía que yo estaba lista para ser la suya.

Por última vez -Autor Anónimo 

Desde el momento en el que tienes a tu bebé en brazos, nunca seras la misma. 

Habrán día en los que anhelarás ser quien eras antes, cuando tenias tiempo libre y nada de que preocuparte.

Vas a conocer el cansancio real como nunca antes lo imaginaste y los días pasaran siendo iguales,
Llenos de comida y eruptos,
Malos humores y llantos,
Quejas y peleas,
Siestas y falta de siestas,
Todo parecerá un circulo sin final.

Pero no olvides…
Que hay una última vez para todo.
Llegará el día que le des de comer a tu bebé
por última vez.
Se dormirá encima tuyo después de un largo día
y será la última vez que tengas a tu hijo durmiendo sobre ti.

Un día lo largarás entre tus brazos como un bebé para ponerlo a descansar y un día no los cargarás de la misma manera otra vez.
Le lavaras el pelo mientras la bañas una noche y desde ese día ellos querrán bañarse solos.
Te sujetarán la mano para cruzar la calle,
y luego ya no la necesitarán.
Se meterán a tu cama a la mitad de la noche y llegará el día donde no se pasen nunca más.

Una tarde les cantarás “las ruedas del autobus”
harás todas las mímicas y luego nunca más te pedirán que cantes esa canción.
Se despedirán con un fuerte beso y abrazo en la puerta del colegio. Luego te pedirán caminar a la puerta solos.
Leeras un último cuento antes de dormir y limpiarás una última carita sucia.
Correrán y serán alsados en brazos por una última vez.

La cosa es, que tu ni siquiera sabrás que es la última vez hasta que un día ya no hay más veces.

Así que mientras vivas el momento,
recuerda que solo hay un número de estos
y cuando se van, vas a desear con todo el corazón tener uno, solo un momento más.
Por última vez.
-Autor Anónimo 

Lo encontré en facebook y lo pasé a castellano para que todas puedan ponerse igual de lloronas que yo. ¡Disfrutemos el HOY! 

 

El día en el que me convertí en una MASTER CHEF (son solo 3 recetas) 

Como ya saben cocinar (comida salada) no es PARA NADA lo mio. De hecho si me dieran 1 dólar por cada plato quemado, extra salado o con sabores nada placenteros ¡SERIA MILLONARIA! Creo que mis amigos de La Casa Nestlé escucharon las plegarias de la #babyMia y me invitaron a cocinar. Lo más divertido es que no me invitaron sola ¡invitaron a mis amigas también! y es que las buenas amigas son para eso, para no dejarte hacer papelón sola. #Graciasporelapoyo  

Hicimos 3 cosas delis, tan delis que ya no tuve que usar taxi de regreso a casa, rodé feliz hasta mi hogar. #mentirayovoyaserbarbiealgúndía Como soy un angel de buena voy a escribir por acá las recetas que me dieron así las tienen a la mano, las preparan, se acuerdan de su buena amiga Sandra y le mandan su taper.  ¡Saquen lapiz, papel y que comienze la clase con #MASTERCHEFSANDRA! 

Muesli con frutas y kiwicha (este es facilito hasta yo lo hago) 

– 300 gr. de avena en hojuelas
– 200 gr. de kiwicha Pop
– 200 gr. de almendras picadas
– 1/2 piña golden cortada en cubos medianos
– 1/2 kg. de uva verde sin pepa
– 100 gr. de blueberries
– 250 ml. de miel de abejas o miel de caña
– 100 gr. de granola Fitness Nestlé
– 100 gr. de chía
– 100 gr. de cereal Fitness Nestlé
– Jugo de una naranja (o la fruta que desees)
– 1 litro de Yogurt Natural

Simple. Chapas tu bowl y metes TODO #nomentira. Mete primero la kiwicha, avena, almendra picada, chía, cereal, granola y lo mezclas con la miel. Ahí le metes la técnica “Mayonesa” y te pones #batequebateelchocolate hasta que la mezcla queda uniforme. Luego le pones el jugo, las frutas y yogurt. Una movidita más y listo. Lo pones en copitas o en pirex chiquitos y a la refri. 

Ideal para la lonchera, para el desayuno o para un snack saludable ❤❤❤

Hamburguesas de atún, menestras y verduras (este ya no me parecio tan fácil) 

– 250 gr. de lentejas
– 1/2 kilo de cebollas
– 250 gr. de frejol canario
– 2 latas de atún
– 120 gr. de Maicena
– 50 ml de aceite
– 4 yemas
– 5 tomates
– 1/2 kilo de limón
– 16 panes (tipo hamburguesa pero pequeños)
– 1 lechuga orgánica

Sancochar los frejoles y lentejas (obvio por separado) hasta que esten suavecitos y divides tus lentejas y frejoles en dos partes. 

Por otro lado picas la cebolla y los tomates en cuadraditos y los pones en la sartén con comino, sal y pimienta unos 5min. A este aderezo le agregamos la maizena, el atún, el aceite y las yemas. Mitad de la salsa se la pones a mitad de tus lentejas y mitad a la mitad de tus frejoles #yamemarié y pasas la menestra con aderezo por la licuadora. #Shakeitupshakeitu

Luego que tengas tus dos mesnestras licuadas (por separado obvio) la mezclas con la mitad que no licuaste así igualito que la canción bailamos cachete con cachete, juntamos pechito con pechito. Acá tu juntas frejol con frejol, lenteja con lenteja y lo mezclas. Luego haces bolitas y las fries en la sarten. Puedes servirlas al plato si eres una #chicalight o puedes meterle ricooo a la chanchada como yo anoche y comprar pancito de hamburguesa, ponerle lechuga, tomate, la hamburguesita y #todaslascremas (Ya te coronas si le metes papitas al hilo, ahí si invitame pues) 

Ideal para loncheras, almuerzos o cenas. ❤❤❤

Bizcocho atomatado:
– 1/2 taza de pasas
– 1/2 taza de pecanas picadas
– 2 chocolates Triángulo D’onofrio
– 3 tazas de harina integral
– 4 cucharitas de polvo de hornear
– 1 cucharita de bicarbonato
– 1 cucharita de canela molida
– 1/4 de nuez moscada
– 1 taza de mantequilla
– 2 tazas de azúcar rubia
– 5 huevos
– 2 tazas de tomate pelado, sin semillas y picado (aprox. 1 kilo)
Azúcar en polvo

¿¡Keke de Tomate!? ¿Por qué no? si ya le metieron zanohoria al keke por qué discriminar al tomate. #Conmitomatenotemetas 

En un bowl metes las pecanas picada, el chocolate picada, las pasas y 1/4 de harina. Por otro lado en OTRO bowl vas *cernir lo que queda de harina, la canela, la nuez moscada, el polvo de hornear y bicarbonato. 

Luego en un 3er bowl bate la mantequilla con el azúcar y agrega los huevos uno por uno mientras bates. Agregas a la estrella del show, el tomate y tu mezcla de chocolates con pecanas, pasas y harina. Sigues batiendo. Luego metes el bowl de la harina y los demás polvitos y fuera de la batidora lo mezclas. #Ejerciciodebrazosgratuito 

Vas a poner tu maravillosa mezcla en un molde enmantequillado y enharinado a 175gr por 1 hora aprox #casitanhotcomoyo Y esta listo cuando metes un palito y este sale limpio. Dejas que enfrie, lo desmoldas, preparas el café y ¡me llamas! 

Ideal para la lonchera o para un snack ❤❤❤

Bueno espero ver fotos de sus creaciones y que me manden mi bien merecida porción. ¡Confio en ustedes pupilas! 

Nuestra primera ida al cine

Hace tiempo que me moria de ganas de llevar a la #babyMia al cine pero por mil motivos lo iba aplasando. Me daba miedo que se asuste, que no este lista, que se aburra o que moleste a los demás (Típicaspreocupacionesdemamá) Literal cada vez que salia una peli de niños en el cine decia ¡ESTA ES! pero el plan quedaba en palabras. #Abortandomisiónhace3meses 
Hace unas semanas Mia empezó a volverme LOCA con el tema del cine y las “pelícalas”. Todos los días mencionaba el cine como si hubiese ido antes (asumo que algún amiguito lo mencionó en el nido y mi grabadora repitió tal cual) así que hoy después de meses queriendo llevarla nos decidimos y nos fuimos al cine.

Les juro que todas las paltas mentales para variar estaban solo en mi cabeza. Mia estuvo DEMASIADO feliz, vió la peli completa, no molesto a nadie e hizo preguntas ocasionales pero todos los niños hacian lo mismo osea que fresh. Igual acá van mis tips para todas las que estaban como yo #abortandomisión pero que se animarán pronto. 

  • Chapa los asientos de los costados donde son 3 o 4 asientos así toda la tribu esta junta y si se fastídian pueden salír #rapiditonomas. 
  • Pide un asiento para niños, usualmente los tienen al entrar a la sala son como unas cajas grandes de colores para poner encima del asiento y así los chicos puedan ver bien. (Siempre voy a Cineplanet no se si haya en todos los otros cines)
  • Lleva una mochilita con los snacks favoritos de tu mini en caso no coma canchita o las cosas que venden en los cines. #Sincanchitanohayparaiso
  • En caso usen chupón o tengan alguna mantita de apego llévala. Estar en una sala oscura con sonido tan fuerte por primera vez podria asustarlos un poco al comienzo. 
  • Si es la primera vez que lo llevas y es pequeño has de la ida al cine el “único plan” de la tarde. Es un montón de estímulo (aunque no paresca) como para juntarlo con más actividades.
  • Informate bien sobre la peli que vas a ver (Miraeltrailermínimo) Conoces a tu mini y sabes mas o menos sus gustos, si sientes que es algo que no le llamará la atención espera a que salga otra película. (No siempre el hecho que tenga dibujos significa que le gustará)
  • Practica primero en casa. Hace meses que yo vengo haciendo “tardes de cine”. Preparo canchita, oscuresco el cuarto y vemos una película. Hoy fui convencida de que Mia aguanta ver una peli completa sin estar inquieta. 
  • No te sientas mal si tu hij@ habla o pregunta cosas. Es una película de niños y la mayoria de niños preguntan o comentan. 
  • Si tu hijo es un bebe (1 año o menos) tiene el oído bastante sensible aún por lo que exponerlo a ruido tan fuertes como los del cine no es apropiado. Ser mamá nos emociona y la idea de tener nuevos planes también pero tenemos que saber reconocer cuando es el momento apropiado. 
  • Tampoco te sientas mal si a tu hijo no le gustó. Todos los niños son diferentes, no lo obligues a quedarse ahí si no esta cómodo ya más adelante puedes volver a intentar. No hay una edad correcta para ir al cine y a muchos niños podria no gustarle. 
  • Una vez más recuerda que la maternidad no es una carrera y si el hijo de la vecina tiene 2 años y ve una película completa y el tuyo aún no ¡no hay nada de malo en eso! (Ver una película completa no te hace genio ni te da una beca en Harvard) 

Estoy súper feliz de que la babyMia se haya divertido hoy en el cine. ¡Ya tengo una opción más de plan para los fines de semana! (y encima uno donde puedo comer canchita sin corretear kilómetros) Ahora si Disney, estrena Frozen 2 cuando quieras. 

Pd. Mia tiene 2 años y 4 meses 

Bye bye vacaciones 

¡Se acabaron las vacaciones! Que increiblemente rápido se ha pasado el verano. Nuevamente lo repito, con hijos la vida se pasa volando. #Correcaminostyle 

#Deboconfesar que el día que Mia salió del nido casi me da la chiripiorca y me parecia imposible sobrevivir casi 3 meses sin ayuda en casa y con la imagen y semejanza del demonio de Tazmania en plenos terribles dos. #SorryMiaeslacrudaverdad pero bueno estuve equivocada porque a parte de que sobreviví al huracán Mia ¡que bien que la pase con ella! 

Nuestra parte favorita del verano de ley fueron los días/noches de piscina. Despues de este verano no me queda duda que en nuestra vida pasada fuimos sirena #aunqueseamorsas. Mia aprendió a nadar gracias a esta belleza tropical (osea yo) que durante semanas dedicó sus mañanas a enseñarle a nadar/flotar. Pueden leer como lo hice aquí –> http://wp.me/p7RBsm-3K #AndtheoscargoestoSANDRA 

Fuimos a la playa mucha muchas veces y probablemente si juntaramos todo lo que cabamos este verano llegariamos a encontrar petroleo #seriamillonaria A parte Mia descubrió que el cielo se pone naranja cuando el sol se va y como le encantó. Se metio al mar mil veces, se enamoró de los lobos de mar y asesino una cantidad increible de muy muys #latrue #perdónanimalitolovers #miaasesinademuymuys #unoselocomió 

También hicimos muchas cosas divertidas como ir al teatro a ver los payasos #Miaterminóbailandoenelescenario Tuvimos nuestros talleres de verano en Small Place. Comimos tal cantidad de helados que seguro el dueño de Donofrio ya se compró un yate para navegar por el caribe #yyosigoaquíenmibañoescribiendo #lifeishard Mia se subió por primera vez a un carrusel sin llorar y de hecho esta vez lloró cuando se me acabaron las monedas y dejó de funcionar. Me acompañó al “Shopiming” (shopping) incontables veces con su arnes de seguridad e iniciamos una batalla campal cuando colgamos nuestra foto #toleraciaantetodo #pazhermanas GANAMOS CARNAVALES. Nos despertamos tarde y estuvimos súper #flojomasas mirando los dibujos que tanto nos gustan. ¡Hicimos de todo! 

Si he aprendido algo estas vacaciones es a no tenerles terror. Mia se divirtió, la pasó increible y solo saber eso ya hace que yo este más feliz que gordito con 100 soles en McDonalds.#quieromihamburrata #Sandraladieta A parte yo también me divertí un montón con las locuras de mi #babyMia. Voy a extrañar a mi compañera ahora que regresa a clases pero se que nos quedan muchas vacaciones por venir. ¡Nos vemos en mayo vacaciones de Mia!